SALESIANOS COOPERADORES

Provincia María Auxiliadora

PLAN TRIENAL 2015-2018.

Descarga el Plan Trienal

Se inicia un trienio nuevo para la asociación marcado por el fin de las celebraciones del bicentenario de Don Bosco y por una nueva era que comienza este año con la celebración del Año de la Misericordia. Estamos siendo testigos de acontecimientos y años ilusionantes que deben verse reflejados del mismo modo en nuestra asociación a nivel provincial y local. El nuevo Consejo Provincial en su reunión de julio en Cádiz comenzó a reflexionar sobre qué tema deberían girar nuestros esfuerzos en estos años venideros, llegando a la conclusión de que necesitamos una auténtica revolución de nuestros centros para convertirlos en verdaderas comunidades cristianas de vida compartida y compromiso por los jóvenes.

En nuestros centros tenemos que seguir profundizando en el trabajo para mejorar las relaciones personales, el espíritu de familia, la misión compartida: es obvio que las generalizaciones son injustas y no ayudan a caminar, pero hemos detectado que en no pocos centros locales se vive un clima de desazón, como consecuencia de dinámicas demasiado rígidas y en ocasiones no centradas en la fraternidad ni en la misión común por los jóvenes. Ello puede llevar al ahogo de personas vocacionadas que no encuentran en el centro su auténtica comunidad de referencia ya sea por problemas personales, de organización…

No cabe duda que es imposible salir a la calle y dar respuestas a las situaciones de los jóvenes si los pilares no están consolidados. Por todo ello necesitamos en primer lugar hacer del centro local una autentica comunidad fraterna con todo lo que ello implica. Es una gracia la oportunidad de vivir en comunidad el Jubileo Extraordinario de la Misericordia que el Papa Francisco ha convocado y que se iniciará el 8 de diciembre de 2015 concluyendo el 20 de noviembre de 2016, pero es un trabajo tan intenso y apasionante que nosotros queremos extenderlo a los próximos tres años.

Una vez hayamos crecido en fraternidad, y también durante este proceso de mejora, tendremos la oportunidad de abrir nuestra asociación a otras realidades sociales, eclesiales, a otras ramas de la Familia Salesiana…A ello dedicaremos el segundo año del trienio (2016-2017). Comunidades abiertas y dinámicas que se dejan interpelar por la sociedad y por las nuevas realidades, que acuden al encuentro con la Iglesia y con otras religiones, que viven abiertas al mundo, más allá de sus propias fronteras para evitar convertirse en autorreferenciales.